sábado, 17 de enero de 2009

Campamento Romano



El campamento romano servía de emplazamiento estratégico militar en territorios conquistados, y para prevenir ataques sorpresa del enemigo.

Existían dos tipos de campamento: los semipermanentes o eventuales, construídos de madera y argamasa, y los permanentes, construídos de piedra.

El campamento romano era fácilmente construído en pocas horas. Lo primero que se llevaba a cabo era la localización del terreno adecuado, normalmente un terraplén, y el levantamiento de los muros externos o empalizada. A continuación podría cavarse una fosa a su alrededor para entorpecer y dificultar los ataques enemigos.

Su forma en planta era cuadrada o rectangular, con entradas en el centro de cada lado. A lo largo de todo el perímetro de la empalizada, existía una pasarela donde se colocaban los vigías. Tambíen existían las torres vígias, a cada lado de las puertas o en las esquinas del camapamento.

El campamento se organizaba como si fuera una ciudad, con calles y plazas. Las calles principales eran: Via Praetoria, Via Principalis y Via Quintana y Via Decumana. Las tiendas se colocaban en un orden determinado, dependiendo de su rango y función.

Recreación infográfica:

3 comentarios:

tamaragarve dijo...

Yo soy de italica

pacofernandez dijo...

Me ha gustado tu reportaje, yo soy de Legio (Vll pia augusta) Hispania

Anónimo dijo...

me ha parecido impresionante todo lo que sabes de estos romanos, ésta información me ha ayudado para presentar mi trabajo en clase.SIGUE ASÍ