martes, 7 de septiembre de 2010

Horreum, Saalburg



De planta rectangular, poseía gruesas paredes perimetrales. En su exterior estaban reforzadas con contrafuertes, para frenar la presión que ejercía hacia el exterior el grano que se almacenaba en ellos.

El suelo era de madera, apoyado sobre pilotes de piedra repartidos a intervalos regulares, permitiendo así que el aire circulara mejor y ayudando a la conservación del grano. 

Recreación infográfica:

Horreum, Saalburg. Limes Germanicus.