viernes, 12 de marzo de 2010

Casa de Cantaber, Conimbriga



La Casa de Cantaber ocupaba toda una manzana del trazado de la ciudad de Conimbriga.

En su parte trasera disponía de unas termas privadas que se construyeron sobre un amplio patio que poseía la casa, con una superficie de más de un tercio del total.

El resto de las dependencias se articulaban en torno a los cuatro peristilos de los que constaba la casa. Su peristilo central, junto a la entrada y el triclinium, tenían unas dimensiones impresionantes; muy pocas casas en todo el imperio romano se conocen con tales dimensiones.

Recreación infográfica:

7 comentarios:

eventoensevilla dijo...

Desde luego no sería la casa del pobrecito del pueblo... qué barbaridad, quién pudiera... :)

Un saludo!

Alfredo. algargosarte dijo...

He quedado muy impresionado por la reconstrución que has hecho de esta casa de Conimbriga. Resulta sorprendente el alto grado de sotisficación en una domus provinciana. ¿Se sabe algo de la familia propietaria?

CALISTOR dijo...

Tu trabajo es impresionante, como ya he leído anteriormente, agradezco nos dejes enlazarte, mi mas sincera admiración.

No se si habrás leído que se esta reconstruyendo el anfiteatro de Cartagena, sera de las pocas ciudades que cuenten con teatro y anfiteatro, ojala te animaras en un futuro a revisar esta ciudad, muy propicia para tus proyectos.
Un abrazo.

E. Barragán dijo...

Gracias a todos por vuestros comentios. En cuanto a la familia Cantaber, muy poco he llegado a saber. Desde luego tenía que ser una familia de gran renombre para tener semejante palacio.

Gracias también a ti, Calistor, por darme a conocer en tu blog. Acabo de añadir un enlace en el blogroll hacia el tuyo. Tendré en cuenta tu sugerencia, ahora que estoy terminando la ciudad de Conimbriga, y tendré que pasar a otra.

Víctor dijo...

Me han gustado especialmente los tonos de las imágenes... al mérito de reconstruir, el de tener gusto para el color... ole ! :)

Anónimo dijo...

Parabéns pelo trabalho extraordinário e agradecimentos por darem a conhecer Conimbriga no seu esplendor e grandeza da época imperial. É preciso divulgar pelas novas gerações a fim de conhhecerem, valorizarem e preservarem a memória histórica da nossa identidade cultural.

Eduardo Barragán dijo...

Muito obrigado pelo seu comentário